Relevamiento de la obra del arquitecto Juan Antonio Buschiazzo para esta red de blogs de difusion patrimonial de los profesionales que actuaron entre los años 1880 a 1930.
Autor:Fabio Perlin
Contacto:archivoperlin@gmail.com

martes, 23 de febrero de 2010

C.A.B.A / Nueva York, Chivilcoy, Asunciòn y Mercedes / Palacio Della Chà (c.1890) / DEMOLIDO

Foto:Revista Caras y Caretas (1899)

Palacio Della Chá (c.1890)
Ernesto Della chá, su propietario, era gerente del Banco Inmobiliario desde su fundación, siendo responsable junto a don Antonio Devoto, presidente de la institución, de la presentación al municipio en Febrero de 1889 de los planos de Villa Devoto para su aprobación. La casa, el palacete más importante de los construidos en inicios de la villa, se ubicaba en la manzana de Nueva York, avenida de la Capital (Chivilcoy), Asunción y Londres (Mercedes), enfrentando por esta última a la caballeriza que conlleva así un apéndice del palacio. Este será conocido como “de los leones”, por dos felinos de mármol ubicados ante las escaleras que llevaban a su puerta principal.
La familia Dellacha de origen piamontés.
Había llegado al país antes de 1882 para instalar aquí, al igual que en Italia, una fábrica de fósforos. Unida en 1888 con otras dos empresas similares, formarán la Compañía General de Fósforos, origen del complejo industrial y financiero que llegara a conformar Fabril Financiera y Celulosa Argentina.
En el Archivo Municipal de la Ciudad de Buenos Aires para el año 1891, para el rubro Obras Públicas. Edificios, dentro de la carpeta 57 en el legajo 13 con fecha 2 de Enero puede leerse “el edificio consta de una caballeriza para cuatro caballos y una cochera para dos coches en el piso bajo y en el piso alto un depósito para pasto y dos piezas para habitar”.
“Todo el material era de primera clase”, afirma el mismo documento. Hoy tratando con dificultad entre residuos y trastos, de elevarnos en busca del Mirador, lo confirmamos, ya que pese a su abandono, no parecería que estuviéramos frente a una obra que ha cumplido 113 años de iniciada su construcción.
La ansiedad por escalar los casi 20 metros de su altura, nos hace sentir una especie de vértigo, producido imaginariamente al girar por la escalera adosada a sus paredes, en un simulado túnel del tiempo. En una vivencia fantástica podemos ver que logramos asomarnos a su balconada. Los edificios que por su tamaño hoy podrían empequeñecerla, gracias a nuestra imaginación, se han diluido. Hacia los cuatro rumbos campo abierto, a cien metros a la izquierda se encuentra la torre de la casa de don Antonio Devoto, a la misma distancia a la derecha la torre de la casa inicialmente de Onorio Stoppani, cuñado de Dellacha, que luego será del Dr. Tamini, donde se fundara en 1896 la Sociedad de Fomento de Villa Devoto. Son hoy sedes, la primera del EMEM nª 3 y la segunda del Hospital Zubizarreta. Una calesita que rueda el mismo derrotero desde 1947 ocupa el espacio dejado por “la casa de los leones” demolida en 1929.

Frente a la plaza Arenales, en diagonal con la vieja estación Devoto del ex FC. San Martín, se yergue una torre que otea el horizonte desde el mismo nacimiento del barrio. Forma parte de un edificio con salida a las calles Fernández de Enciso y Mercedes, que se encuentra cerrado hace más de veinte años y que la costumbre ha bautizado erróneamente como la antigua caballeriza de don Antonio Devoto.
A porfía de su aspecto austero, debido al señorío de su porte que se ha afirmado al paso de los años que misteriosamente la han respetado, se eleva hoy como símbolo de Villa Devoto. Es común ver su perfil o su fotografía en tapas de libros, revistas o artículos periodísticos, adquiriendo un significado que va más allá de lo que fue su aplicación práctica.
Por su longevidad, por su ubicación, por quienes fueron sus propietarios y por la utilización que del inmueble realizaron estos o sus inquilinos permiten, siguiendo su historia, tener un contacto directo con la del barrio.
En 1891 se solicitaba a la Municipalidad de la Capital permiso para construir una caballeriza en la manzana triangular formada por las calles Washington (Fernández de Enciso), Asunción y Londres (Mercedes).
El constructor que firmaba la presentación era Egiziano Giglioli, accionista del Banco Inmobiliario, institución que había fundado Villa Devoto dos años antes. Vecino pionero del lugar, su empresa constructora era una de las más activas de Buenos Aires, ciudad que en aquellos años crecía sin descanso. En la villa construirá una cantidad importante de viviendas que generalmente tenían como finalidad su venta.



Texto extraìdo de :



http://www.devotohistoria.com.ar/ElMiradordeVillaDevoto1.htm

Vista actual






Aviso de la Revista Caras y Caretas anunciando el remate del Palacio (1899)

No hay comentarios: